Hamburg – día 1

Schermata 2017-01-30 alle 21.55.56
Click en la imagen para ver el mapa completo. Si quieres crear un mapa como este, mira al final del post.

día 0, la llegada: Mi ultimo viaje fue a Hamburg, como tenía poco tiempo, solo estuve dos días enteros, así que el día de la llegada solo tuve tiempo de llegar al hostal (el Meininger, para leer mi reseña click aquí), comer y dar una vuelta rapida en las calles cercanas. El día 0 fue muy decepcionante: no me gustaba la ciudad, pero por suerte, todo cambió al día siguiente.

Día 1: No quería coger el metro, así que me tomé un café take away en la estación de Altona, a 2 minutos del hostal, y me fui andando en dirección del rio. Al llegar al rio, pasé por las calles cercanas disfrutando del puerto inmerso en la niebla. En el barrio industrial los edificios de ladrillos rojos se funden con edificios de acero y vidrio. Llegué al viejo Elbtunnel y seguí por Cap San Diego y Rickmer Rickers, barcos-museo que me moria de ganas por visitar, pero el tiempo era limitado, y no pude ir de museos.

   

Subí en dirección de St. Michaelis, donde el paisaje urbano se modifica: ya no hay oficinas y grandes almacenes, sino pequeñas casas de 3-4 plantas y calles muy tranquilas. La tranquilidad me ha sorprendido, la calle puede estar llena de gente, pero no se oye ruido, todos hablan con voz moderada, y nadie grita.

Paseando por Peterstraße, y seguendo el itinerario, se pueden mirar las calles y los edificios de Hamburg. Os daréis cuenta que es muy difícil comer comida alemana, dada la cantidad de restaurantes extranjeros (sobre todo asiáticos).

 

Neuer Wall y Alster son calles llenas de tiendas de lujo (con lujo entiendo que venden relojes Patek Philippe de 50 mil euros). Disfrutad de la plaza del ayuntamiento, sobretodo si hace un poco de sol. Si hace mucho frío, cerca del ayuntamiento hay un gran centro comercial donde calentarse.

Si todavía no estáis cansados, podéis llegar a la estación central: mejor ir en la hora punta, cuando la gente sale del trabajo, es verdaderamente increíble como tanta gente puede moverse en el mismo sitio sin que nadie empuje o grite. Además, la estación merece una visita.

Si queréis tomar algo, en el mapa están señalados dos locales: Zoë Sofabar, un bar lleno de sofás donde beber una Astra (la cerveza local) en tranquilidad y disfrutar del ambiente joven del lugar; y Quentin’s una pequeña y bonita hamburgueseria.

El “Zoë Sofabar”

Busca tu alojamiento en Hamburg en booking.com directamente desde aquí:

Booking.com

elburroviajero
elburroviajero

Soy un corriente burro urbano, mi espíritu quiere viajar, mi vida intenta ponerme raíces. He nacido en Italia, y llevo años intentando dejarla. Lo he conseguido por una breve temporada en 2011, cuando me he ido de Erasmus en Almería (ESP) por 6 meses. Estoy acabando la carrera de derecho y cultivo el sueños de ganarme la vida viajando; tengo la necesidad de descubrir culturas, sitios, comidas y costumbre diferentes. Me aburro fácilmente de lo que tengo alrededor, así que viajar es la única manera de mantenerme despierto. Junto a los viajes, la escritura es otra de mis pasiones, colaboro con algunos blog e intento convertirme en freelancer. Mientras que lucho para que el barco de mi vida vaya donde yo quiera, y no donde el viento sople, escribo este blog. A ver si un día nos encontraremos paseando por las calles de Singapur o entre las dunas del Sahara.

Hasta Pronto


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!