Javea arde

No puedo estar mucho tiempo lejos de mi burbuja feliz, cada vez que tengo la oportunidad vuelvo a Javea. Sin embargo, esta vez ha sido distinto que las otras: un gran incendio ha destruido gran parte del bosque de la Granadella, una de las playas mas bonitas de Javea, y ha llegado muy cerca de las casas. Muchísimas familias han sido desalojadas y han pasado la noche en casa de amigos o parientes siguiendo el desarrollo de un fuego que parecía no tener ninguna intención de pararse.

Desde la casa donde me alojo normalmente se veía el fuego, primero lejos, detrás del monte, luego siempre mas cerca. Unos amigos que tengo en Javea han tenido que dejar su casa por orden de la policía, y han pasado la noche con nosotros. Me he quedado hasta las tres de la mañana en calle Pedro Berruguete, cuando las llamas han llegado a la casa de mi amigo me ha mirado y me ha dicho: “Nico, vamonos, ya no podemos hacer nada aquí“. Lo que me ha sorprendido ha sido su calma y su tranquilidad en esta situación, seguramente un ejemplo de comportamiento correcto en caso de emergencia.

Por suerte, la mañana siguiente nos hemos dado cuenta que su casa ha sido tocada muy marginalmente por el fuego: el seto está quemado, ya no hay el montón de leña para arder preparado para el invierno, y del scooter de su hijo solo queda el armazón. Muchas otras familias no han tenido la misma suerte, y han perdido sus casas. Ha sido una noche muy larga, con el miedo que alguien podía hacerse daño, con la preocupación que no había bastantes bomberos para apagar los fuegos. El día siguiente, Javea se ha despertado bajo el ruido de los aviones y helicópteros que por todo el día han trabajado para apagar el incendio.

Os dejo los video que hice esa noche, esperando que al ver esas imagenes, cada

uno piense dos veces antes de tirar una colilla al suelo seco o prender fuego a un bosque.

Deja un comentario