Viaje a Copenhague – día 5, excursion a Malmo

[cml_media_alt id='1479']DSC_3061[/cml_media_alt]

 

Por la mañana nos hemos montado en un tren en Norreport (el billete solo se hace en las maquinas, ha sido un lío, mejor preguntar) y nos hemos ido a Suecia. Los trenes son muy cómodos y silenciosos; tienen enchufes y luces y también entradas para los cascos.

 

 

 [cml_media_alt id='1478']DSC_3055[/cml_media_alt]  [cml_media_alt id='1477']DSC_3054[/cml_media_alt]

Malmo es una ciudad pequeña y muy tranquila, los bares son muy acogedores y si fuera hace frío, os será difícil dejarlos. Para nosotros ha sido un día de compras y paseos (o mejor, para Celia ha sido día de compras, y yo solo iba detrás de ella).

 

 [cml_media_alt id='1481']DSC_3076[/cml_media_alt]  [cml_media_alt id='1480']DSC_3072[/cml_media_alt]

El cielo gris y el frío daban ganas de encerrarse en algún bar y tomarse un chocolate caliente. Aquí me estoy helando, mientras que en Instagram veo fotos de españoles tomando el sol. Cuantas diferencias hay en este planeta.

 

[cml_media_alt id='1484']DSC_3097[/cml_media_alt]
Molino de viento.
 

[cml_media_alt id='1482']DSC_3081[/cml_media_alt]
El interior de la Iglesia de Malmo
 

[cml_media_alt id='1483']DSC_3088[/cml_media_alt]
El edificio de Renzo Piano.

El cielo gris y el frío daban ganas de encerrarse en algún bar y tomarse un chocolate caliente. Aquí me estoy helando, mientras que en Instagram veo fotos de españoles tomando el sol. Cuantas diferencias hay en este planeta.


Copenhague día 4

Cosas llevadas:

     

elburroviajero
elburroviajero
Soy un corriente burro urbano, mi espíritu quiere viajar, mi vida intenta ponerme raíces. He nacido en Italia, y llevo años intentando dejarla. Lo he conseguido por una breve temporada en 2011, cuando me he ido de Erasmus en Almería (ESP) por 6 meses. Estoy acabando la carrera de derecho y cultivo el sueños de ganarme la vida viajando; tengo la necesidad de descubrir culturas, sitios, comidas y costumbre diferentes. Me aburro fácilmente de lo que tengo alrededor, así que viajar es la única manera de mantenerme despierto. Junto a los viajes, la escritura es otra de mis pasiones, colaboro con algunos blog e intento convertirme en freelancer. Mientras que lucho para que el barco de mi vida vaya donde yo quiera, y no donde el viento sople, escribo este blog. A ver si un día nos encontraremos paseando por las calles de Singapur o entre las dunas del Sahara.
Hasta Pronto

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − Nueve =

error: Content is protected !!