Viaje a Kenya – día 10: Lamu/2


02-11-2014

 

precios de la sanidad en Lamu

precios de la sanidad en Lamu

Después de haber sobrevivido… al escaso confort de la cama del hotel (lo juro, estoy seguro que en tiempo de turismo masivo este sitio tenia que ser de verdad un palacio), he bajado para desayunar. Otra sorpresa: el desayuno es muy abundante: fruta, pan tostado, omelette con mantequilla y marmelada y café). El guía nos esperaba y ya había contratado una vuelta en barco (1500 KSH, mas o menos 15€, por un par de horas).

Pascal, el guía, nos ha llevado en una de las pocas casas que hay en la isla de Manda: el problema es que en Manda no hay agua, tienen que llevarla desde Lamu (vale que están a 200 metros, pero es incomodo), por esto muy poca gente vive aquí. Esta casa, llamada Tranquillity (transformada en… hotel, B&B, camping… no se, mirad el enlace) también tiene dos zancos, que sirven como cuartos para invitados. Marta, la dueña, nos ha enseñado el jardín, los zancos, y nos ha ofrecido un trozo de tarta. Los cuartos de los zancos (son 2) son increibiles: como están hechas de ramas finas, desde dentro se ve fuera, pero de fuera no se ve dentro. Despertarse allí, con la vista del agua en frente tiene que ser maravilloso. La ventaja de la falta de agua dulce en Manda (dado que Lamu es un archipiélago, los ríos son de agua de mar) es que no es posible la vida de organismos terrestres: así que nada cocodrilos, nada serpientes, y nada que puede constituir un problema dormir en un zancos con vista en el arcipelago. Después de la agradable pausa a Tranquillity, el capitán ha dirigido el barco en dirección de un canal de manglares, en el cual hay verdaderos palacios reales construidos por ricos europeos. He vuelto al Hotel para comer (la mejor comida desde que estoy en Kenya), y después de una rápida vuelta en el museo de Lamu y al fuerte (500 KSH, 5€ para visitar los dos, merece la pena), voy a coger el barco DSC_0992para el aeropuerto.

Nunca olvidaré Lamu, sus calles pequeñas y sus 15.000 burros usados como taxis, autobuses, camiones y coches… en Lamu solo hay 2 coches, el del gobernador y una ambulancia, el burro es el único medio de transporte utilizable. Nunca olvidaré la comida del hotel, las paredes de las casas hechas de corales, y la amabilidad de la gente. Espero que los problemas con Somalia se resuelvan pronto, Lamu y su gente merecen prosperar, por la belleza y unicidad de sus callejones y por la amabilidad de su gente.

“Perdona, me haces una foto sentado sobre el burro, que soy de Lamu y estoy orgulloso de serlo” [un sonriente habitante de Lamu]

Consejos:

– estar por lo menos una noche en Tranquillity tiene que ser increíble, y el precio es bajo. Contactos: Marta +254 720 45 8364; Tony: +254 722 600 018; mail tranquillitycampmanda@gmail.com
– ahora que no hay turismo en Lamu, la vuelta en barco solo costa 1500 KSH; antes el precio era 2500 KSH, todo depende de la cantidad de turismo.

Anterior                                        Siguiente

día 9: primer día en Lamu           día 11

elburroviajero on Emailelburroviajero on Facebookelburroviajero on Googleelburroviajero on Instagramelburroviajero on Linkedinelburroviajero on Pinterestelburroviajero on Twitterelburroviajero on Youtube
elburroviajero
elburroviajero
Soy un corriente burro urbano, mi espíritu quiere viajar, mi vida intenta ponerme raíces. He nacido en Italia, y llevo años intentando dejarla. Lo he conseguido por una breve temporada en 2011, cuando me he ido de Erasmus en Almería (ESP) por 6 meses. Estoy acabando la carrera de derecho y cultivo el sueños de ganarme la vida viajando; tengo la necesidad de descubrir culturas, sitios, comidas y costumbre diferentes. Me aburro fácilmente de lo que tengo alrededor, así que viajar es la única manera de mantenerme despierto. Junto a los viajes, la escritura es otra de mis pasiones, colaboro con algunos blog e intento convertirme en freelancer. Mientras que lucho para que el barco de mi vida vaya donde yo quiera, y no donde el viento sople, escribo este blog. A ver si un día nos encontraremos paseando por las calles de Singapur o entre las dunas del Sahara.
Hasta Pronto

About elburroviajero

Soy un corriente burro urbano, mi espíritu quiere viajar, mi vida intenta ponerme raíces. He nacido en Italia, y llevo años intentando dejarla. Lo he conseguido por una breve temporada en 2011, cuando me he ido de Erasmus en Almería (ESP) por 6 meses. Estoy acabando la carrera de derecho y cultivo el sueños de ganarme la vida viajando; tengo la necesidad de descubrir culturas, sitios, comidas y costumbre diferentes. Me aburro fácilmente de lo que tengo alrededor, así que viajar es la única manera de mantenerme despierto. Junto a los viajes, la escritura es otra de mis pasiones, colaboro con algunos blog e intento convertirme en freelancer. Mientras que lucho para que el barco de mi vida vaya donde yo quiera, y no donde el viento sople, escribo este blog. A ver si un día nos encontraremos paseando por las calles de Singapur o entre las dunas del Sahara. Hasta Pronto

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

thirteen + 8 =