Viaje a Tokyo – parte 1


Imagen

sushi de plástico , echo para enseñar los producto que se venden. En Tokyo fuera de cada restaurante hay comida de plástico por cada plato vendido

Este año me he ido de viaje a Tokyo. Es una ciudad increíble, he visto un montón de cosas raras y muchísimas costumbres diferentes. En los días siguientes os voy a contar mi aventura.

Dia 1:
El viaje Viena – Tokyo con Austrian Airlines ha ido muy bien: el avión era cómodo y silencioso y el entretenimiento era excelente dado que había una pantalla en cada sillón con montones de películas, la mayoría en italiano y castellano. El personal de Austrian era muy cortes.

Sin embargo, la llegada a Tokyo ha sido traumática: no había reservado ningún hostal pensando que en un ciudad de 35 millones de habitantes encontraría sin problema donde dormir. Pero, mi brillante idea parecía no gustar al empleado de la aduana, que no quería dejarme entrar en el país sin un destino. Se convenció que no había ido a Japón para trabajar solo cuando vio mi guía llena de

electric town

electric town

apuntes sobre cosas de ver.

Acabado el  viaje de 2 horas en el tren que he tomado después de haber echo la “Suica Card” en la oficina de JR (Japan Railways) a la planta -1 del aeropuerto (haciendo en esta manera el viaje aeropuerto – ciudad no costa 3000 Yen, sino 1500), he llegado a Ginza, el barrio lujoso de Tokyo. La verdad es que ir por la mañana, y sin una cartera llena de dinero, ese barrio es bastante aburrido: solo hay trabajadores en traje y tiendas de lujo vacías porque la gente trabaja. Tras de una vuelta por el museo de barriletes y una ojeada al Sony building donde he jugado a un videojuego con gafas que me hacían creer de estar en el juego, he ido a comer en un restaurante en un centro comercial. Aqui he aprendido tres cosas: cada centro comercial tiene una planta de comida; cada restaurante no tiene fotos de comida, sino modelos de comida de plástico para enseñar como están echos los platos; cuando vas a comer sushi te traen una sopa que a verse es bastante asquerosa y a beberla sabe a agua del mar.

2

el jardín en frente al palacio imperial al atardecer

Después  de una rica comida de sushi y un tazón de agua de mar, he ido a dar un paseo por el jardín del palacio imperial (la parte abierta), que parece construido entre un valle de edificios.

Desde allí, he cogido un metro hasta Akihabara, barrio llamado también “electric town”: os garantizo que no tardarais en entender porque. Aquí  he dado una vuelta por tienda como Laox (linea JR Yamanote y Sobu por Akihabara, salida Electric Town) y Sofmap (en frente a Laox), seis plantas de electrónica y cámaras  a precio igual que en España. La cosa increibile de las tienda de Tokyo es que puedes probar todo: una tienda de electronica no vende 3 tipos de cascos (como en Italia o España), sino 200 y  “T O D A S” se pueden probar. Sacas tu iPod y lo conectas a los cascos que quieres probar, y si te gustan, puedes coger uno nuevo en el espacio abajo. Nada de “no señor, no puedo abrir la confección, tienes que gastarse 300 euro en cascos sin ni poder escuchar si te gustan”.

A esta altura del día ya me había dado muy bien cuenta de una cosa: lo japoneses están de verdad locos por los mangas. Están en todas, partes, hasta los anuncios están hechos con mangas. Otra cosa muy rara es la relación que tienen con el sexo: todo (o casi) está relacionado con el sexo. En las tienda de videojuego por Playstation, hay 10 juegos que todos conocemos, como Call of Duty, GTA y cosas así ; ademas hay millones (no es broma) de videojuegos a tema sexual donde tienes que hacer cosas que no he entendido bien, pero mas o menos, con mas chichas entretienes relaciones sexuales, mejor es.

videojuego... raros por Playstation

videojuego… raros por Playstation

Esto no vale por la realidad: casi nunca se ven parejas por las calles, y esto es muy raro. Por la calle se ven grupos de hombres, y hombres solos. Muchísimas personas están solas, en los restaurante son mas las mesas ocupadas por gente sola que por grupos o parejas. Pero no hay la cultura italiana o española de ir hablar con las chicas; parece que el sexo está mucho mas vivido en manera virtual que real.

Tras una vuelta de un par de horas por Akihabara, he decidido buscar un hostal. Aquí  ha empezado la tragedia: en una ciudad de 35 miliones de personas, hemos encontrado un hostal libre solo después de 2 horas de búsqueda. Así que el consejo es…. reservad antes.

videojuego...mhhh... aún más raros por ordenador

videojuego…mhhh… aún más raros por ordenador

Sin embargo la búsqueda ha resultado interesante, y me dado cuenta de otras dos cosas: un habitante de Tokyo ni sabe donde está el mismo, si les preguntas un hotel cerca de donde se encuentra el, saca el móvil y lo busca en google maps. Si les preguntas por por una panadería en frente a una panadería, saca el móvil y la busca en google maps.  TODOS han echo lo mismo. La cosa buena es que son muy disponible y siempre te dan indicaciones, aunque lo coste mucho tiempo o mucha batería. El problema es que muy pocos hablan ingles, así  que tenéis que tener paciencia y muchas fantasía para entenderlos. La segunda cosa de la que me he dado cuenta es que existen sitios, llamados “manga kissa” donde se puede alquilar un… box  (si así  se puede llamar) con un sillón o un sillón  que se convierte en cama, y se puede navegar en internet, leer manga o alquilar películas, naturalmente la mayoría son porno. Existen manga kissa también con ducha, así que es una buena y barata manera de pasar la noche, siempre que no estén todos llenos, como me ha pasado a mi. Algunos son solo para hombres: la ventaja es que son los mejores: nuevos, limpios, modernos. La otra ventaja (o desventaja, depende del carácter de cada uno) es que está llenos de cualquier (y digo “cualquier”) tipo de porno. La recepción de estos sitios tiene una ventanilla que impide ver la cara del empleado, y el no puede ver la del cliente: máxima discreción.

Guía

día 2: Ueno
día 3: Asakusa y Ikebukuro
día 4: Ueno y Kabukicho
día 5: Shibuya y Harajuku
día 6: Odaiba
día 7: Tsukiji y Sumida

Cosas llevadas:

       

 

elburroviajero on Emailelburroviajero on Facebookelburroviajero on Googleelburroviajero on Instagramelburroviajero on Linkedinelburroviajero on Pinterestelburroviajero on Twitterelburroviajero on Youtube
elburroviajero
elburroviajero
Soy un corriente burro urbano, mi espíritu quiere viajar, mi vida intenta ponerme raíces. He nacido en Italia, y llevo años intentando dejarla. Lo he conseguido por una breve temporada en 2011, cuando me he ido de Erasmus en Almería (ESP) por 6 meses. Estoy acabando la carrera de derecho y cultivo el sueños de ganarme la vida viajando; tengo la necesidad de descubrir culturas, sitios, comidas y costumbre diferentes. Me aburro fácilmente de lo que tengo alrededor, así que viajar es la única manera de mantenerme despierto. Junto a los viajes, la escritura es otra de mis pasiones, colaboro con algunos blog e intento convertirme en freelancer. Mientras que lucho para que el barco de mi vida vaya donde yo quiera, y no donde el viento sople, escribo este blog. A ver si un día nos encontraremos paseando por las calles de Singapur o entre las dunas del Sahara.
Hasta Pronto

About elburroviajero

Soy un corriente burro urbano, mi espíritu quiere viajar, mi vida intenta ponerme raíces. He nacido en Italia, y llevo años intentando dejarla. Lo he conseguido por una breve temporada en 2011, cuando me he ido de Erasmus en Almería (ESP) por 6 meses. Estoy acabando la carrera de derecho y cultivo el sueños de ganarme la vida viajando; tengo la necesidad de descubrir culturas, sitios, comidas y costumbre diferentes. Me aburro fácilmente de lo que tengo alrededor, así que viajar es la única manera de mantenerme despierto. Junto a los viajes, la escritura es otra de mis pasiones, colaboro con algunos blog e intento convertirme en freelancer. Mientras que lucho para que el barco de mi vida vaya donde yo quiera, y no donde el viento sople, escribo este blog. A ver si un día nos encontraremos paseando por las calles de Singapur o entre las dunas del Sahara. Hasta Pronto

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one + nineteen =