viaje a Tokyo – parte 7

El día 7 fue mi ultimo día en la capital de Japón. Después  de haberme despertado en mi feisimo hostal pensando que era la ultima noche allí dentro, fui al mercado del pescado. Antes de entrar, varios carteles, en puro estilo japones, explican que no es un sitio turístico, sino un lugar de trabajo, entonces el visitador tenia que tener cuidado en no molestar a los trabajadores (esto me hace pensar que muchos viajeros no son viajeros responsables).
El lugar es bastante viejo y feo, cosa que no se percibe en absoluto como negativa. Los trabajadores que se ocupan de entregas se mueven en carritos electricos a velocidad alarmante entre las pequeñas callecillas del mercado. En cada puesto hay montones de pescado y montones de tipo distintos de pescado. La verdad es que no se que decir, es difícil explicar un sitio como ese con palabras, al final solo es… un mercado del pescado; pero el ambiente, la gente, los ruidos, los olores… todo el conjunto le confiere un halo de magia.

DSC_9121_2 DSC_9169 DSC_9174 DSC_9199 DSC_9104
Justo al lado del mercado hay puestos que venden souvenir como camisetas del mercado y cosas así. Detras de estos puestos hay pequeños restaurantes de sushi (increíblemente fresco) puede ser una buena idea desayunar aquì, si no os molesta la idea de comer pescado a las 8 de la mañana. Si tenéis gana de levantaros muuuy temprano, todas la guías de Tokyo aconsejan ir a ver la subasta de tuna del mercado: se hace temprano por la mañana y el echo que los sitio son limitados os obliga a ir allí aun mas temprano. He hablado con gente que ha ido y me han dicho que merece la pena, pero yo no pude levantarme antes de la 7.

Salido del mercado he encontrado por casualidad templo, en el que se estaba celebrando una función, pero como que nadie hablaba ingles, no me han podido explicar que estaba pasando.DSC_9281
Por la noche fui a ver la Sky Tree. Iluminada es muy característica. Pero (y esto no se si hace reír o enfadar) a causa del viento no se podía subir hasta la cima, así que tuve que quedarme en la plantas bajas, dando vueltas por las tiendas. Toda la planta -1 està llena de sitios donde comer cualquier cosa (meno que el helado, no he encontrado un sitio donde comer helado).
DSC_9323Foto 18-03-14 11 28 40

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que me ha gustado, mas que la torre, fue el paseo por las callecillas para volver al hostal: naturalmente me perdí, y no fui capaz de volver por el mismo camino de la ida (cuando la distancia no me lo impide, siempre me muevo andando), pero perderme en callecillas desconocida, pequeñas (que en cualquier otra ciudad me hubieran dado miedo, pero esta es Tokyo!!!) ha sido muy interesante y relajante. Pensaba que era un barrio no muy rico, pero al cruzarme con un Rolls Royce aparcado bajo un piso sin nada de especial, me ha echo pensar el contrario…

DSC_9067

 Anterior

día 6

Deja un comentario