New York – itinerario con mapa – día 4

Día 4 (click aquí para el día 3click aquí para el día 1)

  • Transit Museum

    Click en el mapa para ver el itinerario.
  • Promenade
  • Brooklyn Heights
  • Promenade
  • Brooklyn Bridge Park
  • Puente de Brooklyn
  • Columbus Park
  • Chinatown
  • Little Italy

El cuarto día en Nueva York empieza en uno de los barrios que hace uno 40 años pertenecía a pobres e inmigrantes, y que desde hace unos 15 años se ha convertido en la zona residencial de artistas y clase media: Brooklyn. Empezamos el día en el Transit Museum (99 Schermerhorn Street Brooklyn, NY 11201) , que seguramente os sorprenderá (video aquí). El museo se encuentra en una estación de metro (funcionante) que el cambio de viabilidad ha excluido de la rutas, así que la estación fue reconvertida en museo. En la planta baja se encuentran todos los trenes que a lo largo de los años han transportado millones de newyorkinos al trabajo, cada tren está renovado pero conservando colores, anuncio publicitarios y carteles de la epoca a la que pertenece (muy “graciosos” los anuncios de los ’50 y ’60, que relegan a mujer al solo e unico papel de ama de casa). En la planta superior se puede ver la historia de la metro de Nueva York, donde he aprendido que la escavación de los túneles es mas difícil y peligrosa de lo que parece, y que a llevar a cabo este trabajo fueran sobre todos africanos e italianos (algunas fotos de las condiciones de trabajo son escalofriantes). En serio, el museo merece la pena, mucho mas que otros en la ciudad.

Desde el museo se llega facilmente al Promenade, un lugar que seguramente habréis visto en decenas de fotos o películas (venid aquí por la noche para sacar fotos de postal a Manhattan inluminada). Por la tarde desde la primavera al otoño, el promenade se llena de residentes y turistas que pasean con el magnifico fondo de Manhattan a sus espaldas.

Siguiendo en dirección norte se llega facilmente al Brooklyn Bridge Park, una ex zona abandonada que la administración comunal reconvirtió en espacio publico, con un bonito paseo, barbacoas y mesa de picnic, campos de basket y mucho mas, siempre frecuentado por aficionados al deporte.

Siguiendo el nuevo paseo, desde el Brooklyn Bridge Park se llega al puente de Brooklyn, en invierno hay mucho viento (video aquí), y recordad que el camino está dividido en dos partes, bicis y peatones: si queréis llegar al final del puente sin daños, es mejor no invadir el carril de bici. No bromeo. Justo debajo del puente, por el lado de Brooklyn, se encuentra Grimaldi’s, histórica e iconica pizzeria italiana; el sábado la cola es de hasta 45 minutos.

Antes de subir al puente, os podéis desviar y seguir en dirección del Manhattan bridge. Os encontrareis el histórico Jane’s Carusel y el Main street park, que os dará la posibilidad de sacar fotos entre los dos puentes.

Justo después del puente de Brooklyn empieza Chinatown (que también es la primera parada de la metro después del Manhattan Bridge, si llegáis desde Brooklyn). Chinatown es uno de mis barrios favoritos porqué siempre se ve algo raro o siempre pasa algo raro (mas info aquí).

Desde Chinatown puede que si estáis muy atentos llegáis a Little Italy… o lo que queda. Recuerdo que la primera vez que vine a Nueva York (en 1992) Little Italy era un trozo de Italia: por la calle se oía hablar italiano, las casas estaban habitadas por italianos; ahora de italiano se ha quedado el nombre, y algunos restaurantes. Las casas están habitadas en la gran mayoría por chinos y el barrio se ha reducido a un par de calles.

IMPORTANTE: para ver la lista de los restaurantes y bares imperdibles, mira el post del día 1

¿Quieres aprender a crear un itinerario en Google Maps como el que hice yo? Instrucciones aquí.

Mira también:

 

elburroviajero
elburroviajero
Soy un corriente burro urbano, mi espíritu quiere viajar, mi vida intenta ponerme raíces. He nacido en Italia, y llevo años intentando dejarla. Lo he conseguido por una breve temporada en 2011, cuando me he ido de Erasmus en Almería (ESP) por 6 meses. He acabado la carrera de derecho y cultivo el sueños de ganarme la vida viajando; tengo la necesidad de descubrir culturas, sitios, comidas y costumbre diferentes. Me aburro fácilmente de lo que tengo alrededor, así que viajar es la única manera de mantenerme despierto. Junto a los viajes, la escritura es otra de mis pasiones, colaboro con algunos blog e intento convertirme en freelancer. Mientras que lucho para que el barco de mi vida vaya donde yo quiera, y no donde el viento sople, escribo este blog. A ver si un día nos encontraremos paseando por las calles de Singapur o entre las dunas del Sahara.
Hasta Pronto

Deja un comentario